Usted está aquí

Imagen miniatura: 

No tenemos duda de que las reformas para proteger la vida desde la "concepción" se lanzaron con el objetivo de limitar los derechos humanos de las mujeres.

Que quede claro que estas acciones no buscan proteger ni apoyar a las mujeres o a sus familias; su concepto de "proteger la vida" se reduce a promover el miedo, la culpa, la desinformación y la soledad. 

Las diputadas del Partido Encuentro Social (PES), Perla Guadalupe Flores Leyva y Lorenia Lineth Montaño Ruiz junto con el diputado Rigoberto Murillo Aguilar del mismo partido, quienes presentaron este decreto, ignoran conscientemente la realidad de las mujeres, los tratados internacionales de los que México es parte y los articulos 1º y 4º Constitucionales. Esta acción se contrapone a su compromiso de garantizar el bienestar de las mujeres en su entidad.

Las diputadas y los diputados saben que estas acciones vulneran aún más a las mujeres, con un impacto diferenciado en las más vulnerables y sin recursos económicos. Son violaciones claras al Estado laico, las recomendaciones que hizo el Comité CEDAW a México en 2018 y a múltiples Derechos Humanos.

Es por ello que nos toca como sociedad desmentir la información que estas acciones pretenden difundir. Es importante que las mujeres, el personal médico y los medios de comunicación sepan que, de ser aprobado, este decreto NO REPRESENTA un obstáculo para el acceso al aborto legal a través de las causales existentes en Baja California Sur.  

Las cinco causales legales en esta entidad son: violación, aborto imprudencial, peligro de muerte de la mujer, riesgo a la salud de la mujer e inseminación artificial no consentida.

De ser aprobado, NO EXISTE confusión e incertidumbre jurídica para el personal de salud y el de procuración de justicia para dar acceso a las causales legales y sigue siendo una obligación del Estado y los servicvios de salud aplicar la NOM-046.  

La NOM-046, es un reglamento vigente a nivel nacional, que permite que las mujeres víctimas de violencia sexual puedan acceder a aborto legal sin tener que acudir primero ante la policía a hacer una denuncia. Basta con que se realice una solicitud, bajo protesta de decir la verdad, para acceder a una interrupción legal del embarazo directamente en los servicios médicos, imenores de edad a partir de los 12 años pueden hacerlo sin necesidad de tutor, y antes de los 12 años en compañía de tutor legal.

Además es de suma importancia aclarar que aún cuando se apruebe el decreto, podría darse un proceso para despenalizar el aborto en esta entidad.

Al movimiento feminista y de aborto: No reproduzcamos una narrativa que abona a las estrategias de los antiderechos. Exijamos que las y los diputados que presentaron y/o apoyan el decreto rindan cuentas de sus acciones, promovamos las causales legales, hagamos acciones para que la NOM-046 se garantice, difundamos a las organizaciones locales que dan apoyo y acompañamiento y sigamos luchando por que haya aborto legal en todo el país.

A los medios de comunicación y sociedad: informen de manera veraz. Acérquense a las organizaciones expertas para tener información y organicemos actos a favor del aborto como contrapeso a estas acciones.

A las mujeres de Baja California Sur que decidan o tengan que abortar: existen opciones seguras para hacerlo, existen causales legales en su estado, están el Fondo MARIA y muchas redes de acompañamiento locales para apoyarlas en sus decisiones y necesidades.

A las diputadas y diputados que presentaron o apoyan este decreto:

¡Dejen de hacer leyes inútiles, misóginas y que violan los Derechos Humanos de las mujeres! Su trabajo como legisladoras y legisladores es con la ciudadanía, incluidas las mujeres que abortamos. Es hora de que legislen con y para nosotras.

A las diputadas y diputados que presentaron o apoyan el decreto para para modificar el artículo 9° de la Constitución local en Baja California Sur:

¡Dejen de hacer leyes inútiles, misóginas y que violan los Derechos Humanos de las mujeres! Su trabajo como legisladoras y legisladores es con la ciudadanía, incluidas las mujeres que abortamos. Es hora de que legislen con y para nosotras.